¿QUÉ ES LA COPEHU?

Ante la candente necesidad de fundamentar y construir nuevos paradigmas educativos, surge la COPEHU (Corriente Pedagógica Humanista Universalista), un movimiento pedagógico inspirado esencialmente en la corriente de pensamiento del Nuevo Humanismo de Silo (Mario Luis Rodríguez Cobos, 1938-2010). Asimismo, reconoce los aportes del existencialismo y la fenomenología, las investigaciones de las neurociencias como también de los trabajos educativos de autores como Lev Vitgosky y Paulo Freire, entre otros. Esta propuesta, que surgió en 2011 en Argentina, desarrolla hoy acciones en Perú, Brasil, Bolivia, Ecuador, Chile, México, Guatemala, España, Italia, Hungría, Mozambique, Turquía, entre otros puntos.

Todo paradigma educativo parte de una visión del mundo, del ser humano, de su conciencia y su función social para la formulación de una teoría del aprendizaje. Estas concepciones son el punto de partida y dan un sentido al quehacer educativo, que hoy está cambiando aceleradamente. Desde nuestra perspectiva, se evidencia la profunda necesidad de reconocer al otro y de reconocerse uno mismo como sujeto activo del aprendizaje, un ser intencional que aspira a crecer como ser humano en su posibilidad de transformar el mundo y la realidad, con la mirada puesta en un futuro querido.

Una nueva mirada que ve a cada ser humano llegando al mundo con una misión, irrepetible e intransferible, en dirección humanizadora. Una visión de la conciencia del sujeto del aprendizaje como activa. Una perspectiva desde la cual es clave el ámbito físico y mental que la sociedad disponga para facilitar el aprender y la realización de tal misión personal en función social. Una nueva concepción puesta a disposición de las nuevas generaciones, inspirados constructores de la nación humana de los nuevos tiempos.

Se trata de abrir nuevos horizontes; de generar ámbitos de reflexión, de estudio, de intercambio y de experiencia entre educadores para trabajar en un camino de transformación y construcción hacia esa nueva mirada en dirección a lo humano, en la que podamos vernos a nosotros mismos y a los demás integrantes de la comunidad educativa desde nuestras virtudes. Una mirada en la que podamos reconocer la intencionalidad del otro con un futuro abierto a infinitas posibilidades.

La Educación Humanizadora es una concepción que considera al ser humano como valor y preocupación central, aspira a la superación del dolor, del sufrimiento y de toda forma de violencia. Asimismo, esta visión ancla su sentido en dar posibilidad a aquellas personas que participan del ámbito educativo de preguntarse por el significado de su existencia y su trascendencia. Quienes impulsamos estas propuestas aspiramos al desarrollo personal y social del ser humano en simultáneo, dando la posibilidad de reconocer como verdadero tanto lo tangible como lo intangible. Se trata de una educación que considera de gran relevancia la espiritualidad, ese despertar del contacto con lo sagrado en uno mismo, independientemente de la cultura y creencia -religiosa o no- que se tenga.

Una educación que se propone habilitar, despertar en las nuevas generaciones el gusto por aprender, reflexionar, investigar, transformar, por ser conscientes de sí mismos y de los propios actos con el horizonte de un futuro querido; que incluya explícitamente un compromiso por la cultura de la No-Violencia, poniendo de manifiesto que en el actual momento histórico la violencia ya no es admisible como modo de convivencia, resolución de conflictos o logro de objetivos.

Una educación con una nueva mirada que parte de la experiencia, generando los ámbitos propicios para estudiar, intercambiar, reflexionar, meditar sobre cómo recuperar el significado profundo de la educación, del acto de enseñar.

Invitamos a reflexionar sobre el sentido del “para qué” educamos y “cómo” podemos contribuir al desarrollo integral de las nuevas generaciones dotando de un nuevo sentido a la acción educativa.

La COPEHU propone para el desarrollo de la Educación Humanizadora los siguientes aportes conceptuales del Nuevo Humanismo:
● El Método Estructural Dinámico (estructuración coherente del pensamiento para la comprensión y la acción).
● Manual de Formación del Movimiento Humanista.
● “Apuntes de Psicología” de Silo, con especial énfasis en la concepción que se plantea sobre la Conciencia Inspirada.
● “Pedagogía de la Intencionalidad. Educando para una Conciencia Activa” de Mario Aguilar y Rebeca Bize.
● “Aportes para una teoría y práctica del aprendizaje intencional (en un contexto latinoamericano)”, producido por un grupo interdisciplinario de profesionales humanistas.
● “Preparando el Camino de los Nuevos Tiempos. Una mirada humanista sobre el aprendizaje” de los equipos Copehu Buenos Aires y Copehu Rosario.

En cada país los equipos de la COPEHU están llevando adelante las siguientes actividades:
● Encuentros Internacionales “Hacia una Educación Humanizadora” realizados anualmente en el Parque de Estudio y Reflexión Punta de Vacas (Mendoza, Argentina).
● Implementación de proyectos a partir de la propuesta de la COPEHU en escuelas de gestión pública de nivel inicial, primario y secundario.
● Desarrollo y estudio de los temas que componen a la Educación Humanizadora.
● Talleres del Método Estructural Dinámico (MED).
● Grupos de investigación sobre el tema del aprendizaje.
● Talleres sobre la Conciencia Inspirada en el Mensaje de Silo.
● Presentaciones de la propuesta de la COPEHU y sus producciones sobre el aprendizaje intencional en universidades, escuelas, centros culturales y distintos ámbitos educativos.
● Jornadas Intergeneracionales sobre el aprendizaje intencional en los Parques de Estudio y Reflexión.
● Talleres y Jornadas sobre las 5 llaves del aprendizaje dirigido a educadores.
● Talleres sobre el Oficio de la Materia con niños y jóvenes.
● Producciones e investigaciones sobre un nuevo paradigma educativo desde el MED.
● Realización de audiovisuales, materiales gráficos y diversos soportes de comunicación y difusión de las propuestas de la COPEHU.

Tanto en los módulos dedicados a la conexión con la interioridad de cada uno, como en los retiros o talleres en donde incorporamos un momento de reflexión y experiencia interna, utilizamos el libro de El Mensaje de Silo porque nos ayuda a conectar con lo esencial del ser humano.

Nos interesa despertar el contacto con uno mismo, en ese lugar en donde todos los seres humanos nos encontramos, tengamos la cultura y creencia - o no creencia - que tengamos. En ese sentido El Mensaje de Silo toca ese lugar y puede servirle a un católico, judío, musulmán, budista, shivaíta, ateo, etc. porque no impone contenidos y se preocupa por generar el espacio interno, el ámbito para que cada uno lo complete con sus propias creencias e ideas.

Por cuanto la espiritualidad que propone Silo en su mensaje es universalista, es que en la COPEHU aprovechamos esta generosa herramienta para incorporar en nuestra propuesta educativa la espiritualidad más esencial y evolutiva.

La COPEHU encuentra de gran importancia la generación de ámbitos propicios para el estudio, la reflexión y el intercambio de los temas fundamentales para la evolución del ser humano.

Por ello, se reúne, estudia y produce sus materiales en los Parques de Estudio y Reflexión que son lugares de encuentro e irradiación de una nueva espiritualidad que rechaza toda forma de violencia y discriminación, apelando a la dimensión sagrada de la mente humana para encontrar libertad y sentido. Se trata de espacios abiertos para profundizar y favorecer la reciprocidad en el trato a los demás. La belleza de los paisajes y los elementos que lo componen, la fuerza acumulada por tanta gente y el Propósito común de abrir puertas hacia otros espacios mentales, hacen que estos lugares sean excepcionales.

Desde la COPEHU invitamos a profundizar en el camino de conexión con la Vocación, y con el propio registro de la humanidad del otro, que va más allá de lo natural, mostrando que es posible ver la luz en el caos, que es posible pensar más allá de lo establecido porque es en estos momentos de crisis, de cosificación, en estos momentos de deshumanización, que aparece la posibilidad de rehabilitación futura.


© COPEHU 2017